22 de agosto 2014                                                                                   Acabo de poner en el blog un nuevo artículo, dedicado a nuestro alcalde de Córdoba y su gobierno, quienes siempre aluden a que los males de la humanidad están provocados por el comunismo (o chavismo, o castrismo, o bolivarianismo), nunca por su capitalismo

Nuevas entradas en multimedia

Hoy he tenido un rato para poner varios vídeos, relacionados, la mayoría, con la Acampada Dignidad Córdoba. Los encontraréis en la sección multimedia.

De esta experiencia, que no sé si acabará siendo un cambio para la sociedad cordobesa, pero que sí que lo ha sido para todas aquellas personas que por allí vamos pasando, tengo que destacar los vídeos que realizó el amigo Alberto Almansa. Por eso son los dos primeros. Además de que, cronológicamente, uno al menos, lo es. Porque, además de un gran tío, era un gran periodista, y supo enterarse de que íbamos a ocupar el colegio Rey Heredia. Allí estuvo, son su compañera, la cámara de foto/vídeo, recogiendo los primeros momentos, así como las impresiones de los y las que entrábamos con una mezcla de satisfacción y de misterio. Gracias amigo, maestro, compañero, por todo lo que hiciste por la clase trabajadora. La tuya.

Todos los vídeos son emotivos. Pero veréis la que liamos el mismo día que "a la roja" le metían 5 goles los holandoses. Cuando toda España, toda Córdoba, estaba pendiente del primer partido de la selección en el mundial, ¡¡¡400 personas!!! llenaban el patio del Rey Heredia para asistir a ¡¡¡un certamen de poesía reivindicativa!!! Todos los actos organizados por el grupo de biblioteca han sido maravillosos y un éxito de audiencia, pero este "partió la pana". En cinco pequeños vídeos podéis recordarlo.

El resto son muestras de lo que allí hacemos. Los que no lo conocéis, puede que os sorprenda ver algunas cosas. Pero todo esta hecho desde el amor, la rabia y la reflexión a partes iguales. Creo que cuando terminéis de verlo coincidiréis.

Por qué este blog

Soy un ciudadano como otro cualquiera. Tengo la suerte de tener todavía un empleo fijo, de los de antes. Mi empresa es una multinacional que, a pesar de la crisis, a pesar de tenernos los sueldos congelados y haber echado a más de 50.000 personas en los últimos años, gana dinero de una manera obscena. Sé que cualquier día puede cambiar mi suerte, porque, por desgracia, por nuestra apatía y comodidad, esa suerte depende de lo que los dueños del dinero decidan.

Por eso, porque siempre he querido tener potestad sobre lo que ocurre a mi alrededor, porque creo que si no me defiendo (colectivamente) yo, ningún representante mío lo va a hacer, siempre he sido un inquieto. Mi evolución es la contraria a la que normalmente parece que ocurre. Provengo de movimientos cristianos de base, pero llevo muchos años siendo ateo y convencido de que, más allá de solucionar problemas mentales en situaciones extremas, las religiones sólo causan dolor, miedo y servidumbre en las personas.

Milité muchos años en CC.OO. en mi empresa, hasta que, en la época de Fidalgo (hoy instalado en las filas del PP) me expulsaron junto a otros diez compañeros porque luchábamos tal y como nos pedían los trabajadores. La dirección del sindicato ya tenía pactado con la empresa el acuerdo que la gente no quería. De ahí surgió Co.bas, del cual tuve la suerte de ser fundador con otros y otras compañeras.

Milito en el Frente Cívico “Somos Mayoría”, y estoy convencido de que la mejor y casi única forma de que el pueblo tenga el poder es ostentándolo, es decir, ejerciéndolo en la calle, en las luchas, en la tensión continua a la que la clase trabajadora nunca puede renunciar. La lucha de clases existe, aunque el “enemigo” quiera hacer creer que no la hay. Si no, cómo se justifica que un 20% de la población posea la riqueza del planeta, mientras el 80% restante es cada vez más mísero.

Abro este blog porque todos los días rabio de escuchar o ver cosas en los medios de comunicación que son mentiras comprobables. Porque creo que tengo cosas que decir, que compartir, que debatir. Y, aunque estoy en el activismo de primera línea, ejerciendo la desobediencia civil día a día, no quiero dejar de aprovechar la facilidad que brindan las nuevas tecnologías.

A partir de ahora veréis por aquí muchas noticias o comentarios sobre la Acampada Dignidad Córdoba, y el Centro Social Rey Heredia, del que, junto a mi compañera y amiga Rosa Pineda, soy coportavoz. Sin duda supone la experiencia más bella que hemos vivido un gran (cada día mayor) grupo de gente.

Bueno. Sirva esto como presentación. Espero haber aclarado alguna curiosidad. Espero interacción, debate desde el respeto, desde la educación, desde la libertad, sin insultos y con argumentos. Eliminaré cualquier comentario hiriente, grosero, machista, xenófobo, por mucho que me gustara ponerlo en público para dejar en evidencia a sus autores o autoras.

¡Salud y mala leche!